Salud y Seguridad

Salud

La buena salud es de suma importancia para los voluntarios. Las condiciones preexistentes no descalifican a un solicitante del servicio, pero puede ser difícil obtener el mismo tipo de atención que puede tener en su país de origen. Los voluntarios viven y trabajan en condiciones difíciles y estarán expuestos a enfermedades tropicales y otras enfermedades transmitidas por vectores. Los voluntarios tienen acceso a los servicios básicos de atención primaria proporcionados por NPH en nuestras clínicas in situ, atendidos por médicos y enfermeros locales. Se puede buscar atención médica extraordinaria fuera de NPH, pero el voluntario tendrá que asumir todos los costos y la carga de los servicios. Todos los voluntarios recibirán un seguro de salud con cobertura internacional durante su año de servicio.

Antes de comenzar su servicio, todos los voluntarios deben presentar una Declaración de Salud (Inglés | Español), completado por un médico certificado. Se requerirá documentación adicional para los solicitantes con condiciones preexistentes, incluidas las condiciones de salud mental. Los solicitantes que toman medicamentos permanentes o crónicos deben traer un año de suministro o asumir todos los costos de compra del medicamento en el país de servicio. El Programa Internacional de Voluntarios NPH se reserva el derecho de negar a un solicitante en base a las condiciones de salud que ponen al solicitante en riesgo.

Animamos a los voluntarios a participar en hábitos de vida saludables durante su año de servicio para ayudar a garantizar una buena salud.

Seguridad

Aunque NPH trabaja continuamente para apoyar y proteger a los voluntarios, la organización reconoce que no se puede eliminar todos los riesgos. Por lo tanto, es imperativo que los voluntarios comprendan que muchos de los países donde opera NPH se ven muy afectados por la pobreza, a menudo causando altos incidentes de violencia y delincuencia en los países. Los voluntarios también deben reconocer que estos países son susceptibles a disturbios políticos y civiles. Aunque los niños, el personal, y los voluntarios que trabajan y viven en las casas de NPH están aislados de los conflictos y la violencia, la violencia y los disturbios han aumentado en muchos países de América Latina y el Caribe debido a la corrupción, la actividad de las pandillas, el narcotráfico, el desempleo y la pobreza.

Los Directores Nacionales y Coordinadores de Voluntarios de las casas NPH se encargan de realizar capacitaciones y orientaciones de seguridad basadas en el contexto local para los voluntarios. El personal local de NPH y NPH International evalúan constantemente la situación de seguridad local de los países donde NPH tiene voluntarios.

Si la seguridad o el bienestar de un voluntario se ve comprometido, tanto el personal local de NPH como NPH International trabajarán para resolver la situación o para proporcionar al voluntario una opción alterna para el servicio voluntario. Si se toma la decisión de evacuar a los voluntarios de un país, NPH se movilizará para extraer de manera segura y eficiente a los voluntarios del peligro. Si un voluntario se siente inseguro o incómodo en un país anfitrión, NPH trabajará con el voluntario para tomar la mejor decisión para el bienestar del voluntario.

Los voluntarios deben estar conscientes de las complejas situaciones locales en las que viven y trabajan, pero también entender que si toman las precauciones necesarias tendrán una estancia segura y agradable. NPH solicita que durante el servicio los voluntarios adopten hábitos de vida seguros y saludables, eviten situaciones peligrosas, permanezcan informados sobre la situación del país anfitrión y ejerzan un juicio sólido en todo momento, tanto dentro como fuera de la propiedad de NPH.

Se alienta a los voluntarios a salir de las casas NPH para el ocio y la recreación, y muchos están obligados a hacerlo para sus asignaciones de trabajo. Sin embargo, es de suma importancia que los voluntarios tomen precauciones al hacerlo. A pesar de las altas tasas de criminalidad en los países donde las casas NPH están ubicadas, la mayoría de las estancias de voluntarios internacionales en estos países se desarrollan sin incidentes. Sin embargo, los voluntarios deben estar conscientes de su entorno y asumir toda la responsabilidad de su seguridad personal en todo momento.

Tenga en cuenta que el incumplimiento de las normas de seguridad establecidas por la casa de NPH donde usted sirve es motivo para el despido inmediato.

 

 

 

 

 

Oportunidades para Voluntarios

 

Reciba nuestro Boletín Informativo