Memo, una Motivación más para Continuar Trabajando por los Niños

Llegó a NPH de bebé y ahora se gradúa de la universidad.
Octubre 28, 2018 - México

Guillermo
1/4

Cada niño que llega a NPH tiene un pasado diferente, pero una historia que especialmente nos toca el corazón es la de Guillermo Provencio, quien llegó de manera sorpresiva a la familia de NPH a los pocos días de nacido.

Memo, como lo conocen todos en la casa, fue abandonado por sus padres en las puertas de la casa de NPH México, en Miacatlán en mayo de 1993, hace ya 25 años. Desde ese día, Memo encontró la aceptación y el amor que jamás le volvería a faltar, y sobre todo encontró una familia para toda la vida.

"Lo mejor que me sucedió en NPH fue que conocí a personas maravillosas," nos dice Memo. Y una de las personas especiales para él, a quien siempre ha considerado como su mamá es 'Crispi,' quien estuvo a su cargo. "Crispi ha estado conmigo desde que yo era bebé, me cuidó y me ha apoyado en las buenas y en las malas."

Memo ha disfrutado cada etapa de su vida rodeado de sus hermanos en NPH, y aquí que lo vimos crecer y lograr su mayor éxito: este año, Memo se graduó de la universidad junto con otros 15 jóvenes que han estado juntos desde niños. Terminó la licenciatura en Educación Física y Deportes en Monterrey, Nuevo León.

Memo está seguro de que sin el apoyo y los valores que recibió en NPH, no podría disfrutar de la vida que lleva actualmente. "Uno de los pilares fundamentales que NPH nos inculca es la importancia de los valores," y enfatizó el valor de la responsabilidad, ya que gracias a él, "cumplí mis metas y soy alguien en la vida," dice Memo sobre su experiencia en NPH.

Ahora, ya que se ha graduado, dejará de vivir en NPH y empezará el nuevo reto de adaptarse a la sociedad como un profesionista. Actualmente trabaja como entrenador de fútbol.

“Me siento muy agradecido, primero que nada con la vida por haberme dejado llegar a NPH, también por las oportunidades que me brindaron aquí, los cuidados, la atención y sobre todo el amor que siempre me han demostrado. También agradezco a NPH la oportunidad de concluir una carrera universitaria, agradezco infinitamente a mis padrinos y bienhechores, pues con su ayuda pude dar cada paso que me propuse”, nos dice Memo muy contento.

Historias como la de Guillermo, quien ha estado con esta gran familia durante 25 años nos inspiran y nos impulsan a seguir adelante, porque sabemos que podemos cambiar totalmente el curso de sus vidas, ofreciéndoles un mejor futuro.

Vanessa Cruz   
Oficial de Comunicaciones


Tal vez para el mundo sólo seas una persona, pero para una persona eres todo su mundo.
—Padre William Wasson

 

 

 

Cómo ayudar

 

Reciba nuestro Boletín Informativo