¡Soy una Poderosa Mujer Indígena!

Isadora * comparte su historia de ser una joven indígena en México.
Febrero 26, 2018 - México

"Sé que las mujeres pueden lograr lo que otros creen que es imposible", Isadora*
1/3

México es un país rico en cultura, poco más de 12 millones de habitantes son indígenas, lo que representa el 10.1% de la población nacional, del cual el 51.1% son mujeres, que en su mayoría se dedican a labores del hogar y sólo una de cada cuatro asisten a la escuela.

Isadora* es una indígena mixteca de 19 años que se integró a la familia de NPH con su hermano menor, procedentes de una comunidad de las montañas de Guerrero donde se habla la lengua mixteca y es el segundo municipio más pobre del país.

Ella se define como una chica valiente, inteligente y soñadora que a pesar de las limitantes que su cultura tiene hacia las mujeres, ha podido sobresalir. Para ella, ser mujer y ser indígena ha significado una limitante en su vida escolar, familiar y social debido a las costumbres de su cultura, pero eso no la ha detenido. “Cuando estaba chiquita mi papá no quería que estudiara, pues pensaba que las mujeres teníamos que encargarnos de la casa, hacer el quehacer, y que la escuela era sólo para hombres…, nunca estuve de acuerdo con lo que él decía, yo pensaba diferente, yo pensaba en estudiar, salir adelante y tener una profesión”, comenta Isadora sobre las tradiciones en su familia.

Actualmente Isadora estudia el primer año de bachillerato en la especialidad de Electrónica y presume orgullosa sus calificaciones de 9 y 10. “Ahora mi papá se da cuenta de que llevo buenas calificaciones y hasta me da ánimos para que siga adelante. Eso me emociona porque logré cambiar la forma de pensar de mi papá”.

Isadora sabe que tiene una vida muy diferente a las mujeres de su familia y por eso aprovecha todas las oportunidades que NPH le da, para cumplir su sueño de ser Ingeniera en Seguridad Industrial. “Antes las mujeres de mi familia se casaban muy chicas y no estudiaban. Las mujeres en mi pueblo todavía no pueden decidir sobre sus propias vidas, ni siquiera con quien formar una familia. Todavía existe la costumbre de que si un hombre va a pedir la mano de una mujer, los papás deciden si se casan o no, no importa lo que ella quiera, o si están enamorados o no”.

NPH cuenta con el grupo “Chicas Poderosas”. A través de este programa enseñamos a nuestras niñas el valor de la mujer, la importancia de la educación y sobre todo, lo valioso de ser fuerte e independiente.

“En NPH me han enseñado que no es normal que otra persona decida sobre ti, sobre tu cuerpo, tu futuro, porque es tu vida y sólo tú sabes qué quieres, qué te gusta… Sé que las mujeres podemos lograr lo que algunos piensan que es imposible”.

Isadora cree que algunas de las costumbres mixtecas deben de ir cambiando, sin perder las raíces culturales, sobre todo aquéllas que dejan de lado la voz de las mujeres. “Estoy muy orgullosa de ser mixteca, tenemos fiestas y creencias únicas. La cultura es un patrimonio que los antepasados nos han dejado y tenemos que cuidarla para que no desaparezca”.

* Nombre cambiado por motivos de privacidad.

Vanessa Cruz   
Oficial de comunicación


Tal vez para el mundo sólo seas una persona, pero para una persona eres todo su mundo.
—Padre William Wasson

 

 

 

Cómo ayudar

 

Reciba nuestro Boletín Informativo