Nuestra Generación de 2015 se ha graduado de la universidad

NPH México una vez más está orgulloso del logro que han alcanzado los pequeños al concluir sus estudios de la Universidad.
Abril 8, 2015 - México

El Padre Felipe celebra misa durante la celebración.
1/10

El 14 de marzo de 2015 se llenó de orgullo y felicidad, ya que celebramos la graduación de quince de nuestros jóvenes adultos de la universidad en Monterrey. Fue un momento de inmensa felicidad y orgullo, pero también fue agridulce, ya que los graduados se preparan para salir de NPH y comenzar un nuevo capítulo de su vida.

Después de asistir al Bachillerato y la realización de dos años de servicio a NPH, nuestros jóvenes tienen la oportunidad de ir a estudiar en la universidad en Monterrey, una ciudad en el norte de México. NPH tiene un hogar, Casa San Luis, en Monterrey, donde nuestros jóvenes viven mientras estudian.

Este año nuestros estudiantes se graduaron en una variedad de carreras, incluyendo Leyes, Administración de Empresas, Banca y Finanzas, Diseño Gráfico, Criminología, Educación Física, Administración Financiera, Arquitectura, Comercialización, Contabilidad, Ingeniería en Tecnologías de la Información y Turismo.

Para Isael, la graduación fue un momento muy especial. Llegó con sus cuatro hermanos a NPH en 2009. Provenía de una zona muy rural y aislada del estado de Guerrero, que está plagada por la violencia y la pobreza. Debido a la ubicación aislada no había oportunidades para estudiar el Bachillerato.

La familia de Isael supo de NPH, y los trabajadores sociales de NPH llegaron a su pueblo remoto para conocer a la familia. Después de esta visita, la oportunidad de asistir a NPH se extendió a ellos, e Isael y sus hermanos la tomaron.

Aunque Isael estaba triste por dejar su casa y nervioso para empezar una nueva vida en NPH, también se dio cuenta de que esta era una gran oportunidad. Sister Yvonne, una parte esencial de NPH México durante muchos años, dio la bienvenida a Isael y sus hermanos cuando llegaron por primera vez.

"Ella nos dijo que venir a NPH es una bendición y una oportunidad. Se nos había dado una segunda y había que sacarle lo mejor".

Aunque comenzar una nueva vida en NPH fue un ajuste, Isael aprendió mucho por vivir con los demás. "La historia de cada quien es diferente, pero nos ayudamos unos a otros a través de los tiempos difíciles".

"Ahora que estoy terminando la universidad y tengo la oportunidad de reflexionar, realmente atesoro esos momentos y las lecciones que aprendí en NPH". Isael dice que su madre está muy orgullosa de sus hijos, porque son la primera generación de su familia que estudia.

"La educación no sólo afecta a la persona que estudia", explica Isael. "La educación te despierta. Te hace cuestionar lo que está pasando en el mundo que te rodea. Te ayuda a hacer una diferencia en las vidas de los demás".

Isael se graduó con una licenciatura en diseño gráfico y ahora está trabajando en Monterrey para una empresa de productos de marca, cuyos beneficios van a apoyar a los niños a permanecer en la educación.

"El servicio de los demás es muy importante para mí, así que estaba muy feliz de encontrar este trabajo que da a los demás".

En un futuro próximo a Isael le gustaría regresar a su estado natal de Guerrero. "Me gustaría ayudar a fortalecer las comunidades allí".

Isael está agradecido por todo lo que NPH le ha dado, y está trabajando en un proyecto que le gustaría implementar en NPH. "Tengo un montón de ideas que me gustaría traer a la casa para hacer a NPH aún mejor".

Amanda Thomas   
Oficial de Comunicación

 

 

 

Más noticias de México


Cómo ayudar

 

Reciba nuestro Boletín Informativo