Un Día de Aprendizaje y Alegría para los Niños de NPH México

Los niños enfrentan experiencias nuevas usando todos su sentidos.
Marzo 12, 2019 - México

La espera antes de entrar al museo prevee la diversión que habrá para todos.
1/10

¡Qué gran día vivimos con algunos Pequeños de Casa San Salvador en el “Papalote Museo del Niño” en Cuernavaca! Los niños “tocaron, jugaron y aprendieron”, tal como se puede leer en la entrada del museo.

Veinticuatro niños y niñas de entre 12 y 15 años se divirtieron con las atracciones que el museo ofrece; una de ellas literalmente les puso “los pelos de punta” cuando la electricidad recorría su cuerpo, y así podían entender lo que la corriente eléctrica ocasiona; también desarrollaron su creatividad con bloques de plástico, y de verdad que tenemos chicos y chicas talentosos, ya que crearon maravillosas figuras con los bloques.

Sabemos que nuestros escuelas tienen un buen nivel educativo, y ahora tuvimos la prueba cuando los niños armaron un rompecabezas completo de la República Mexicana en cuestión de minutos, conociendo exactamente todos los estados y capitales de México, y eso no es todo, también apreciamos su valentía al acostarse sobre una cama de clavos, para aprender más sobre la distribución del peso y cómo juega una parte importante en esta atracción.

Otra actividad hizo que los niños usaran todos sus sentidos, bueno, menos el de la vista, ya que tuvieron que caminar en la oscuridad utilizando todo lo que les rodeaba y trabajando en equipo. Lo segundo es algo a lo que ya están acostumbrados, así que no tuvieron problema en apoyarse los unos a los otros.

Más tarde tuvieron oportunidad de descansar y comer un lunch mientras se llevaba a cabo un show de marionetas para su entretenimiento. Después de eso, fue momento de experimentar la segunda parte de la visita, y fue una parte con mucha música, ya que los Pequeños conocieron algunas opciones para ver que las cosas que podríamos considerar basura se pueden convertir en instrumentos musicales, teniendo oportunidad de tocar algunos de ellos.

Fue así como un día lleno de aprendizaje, alegría y amistad llegó a su fin, regresaron a Casa San Salvador con caras felices y muchas nuevas experiencias, además de conocimiento práctico para su desarrollo.

Iván Sotelo   
Oficial de Comunicaciones

 

 

 

Más noticias de México


Cómo ayudar

 

Reciba nuestro Boletín Informativo