Nuestras Voces: Carta de Navidad de Erick de NPH México

Como parte de la serie "Nuestras Voces", un estudiante de negocios internacionales en Monterrey, México, envía una carta de Navidad a la familia de NPH.
Diciembre 14, 2020 - México

Erick* con su carta de Navidad

Querido NPH:

Mi nombre es Erick*, soy originario de un pueblo indígena llamado Cochoapa el Grande, Guerrero, en donde la calidad de vida es muy baja; las personas sólo se dedican a la agricultura, es decir, cosechan lo que consumen.

Todas las personas viven en una pobreza extrema y las oportunidades de prosperar son limitadas, la mayoría de ellos emigran constantemente en busca de una vida mejor. Así como en mi caso, estuve estudiando la primaria en un internado fuera del pueblo, en donde fue un mundo muy difícil para mí, fue un gran reto adaptarme y aprender a hablar español pues mi lengua natal es el Mixteco.

Al terminar la primara encontré una familia con quien viví y me ayudó a estudiar la secundaria a cambio de que trabajara para ellos, fue muy difícil trabajar y estudiar, pero al final valió la pena. Seguir estudiando la preparatoria sin apoyo era aún más difícil, estuve a punto de rendirme cuando escuché de una casa hogar, y así fue que ingresé a Nuestros Pequeños Hermanos en el año de 2015 a la edad de 17 años. Llegar a la familia de NPH fue un gran alivio, me sentí tan feliz por la seguridad que ellos me ofrecieron y por la educación que yo tendría, y lo mejor es que no fue difícil adaptarme.

Ahora estoy muy agradecido con NPH no sólo por la oportunidad que me ha dado para seguir estudiando, sino también me ha enseñado a ser una mejor persona, me motiva a seguir adelante y al mismo tiempo me da las herramientas para alcanzar mis sueños y metas, y gracias a NPH ahorita estoy estudiando la universidad.

Unas de las cosas que más me agradan de NPH son sus eventos, como la Navidad; lo que me encanta de esto son las posadas, la cena especial con los más pequeños, romper piñatas con ellos y contarles historias de mi pueblo.

En este 2021 espero mantenerme bien en la universidad luchando por mi sueño y con la esperanza de que algún día podré ayudar a mi pueblo a salir adelante

El que recibe nunca debe olvidarse de quién le ayudó, es por eso que le agradezco de todo corazón a NPH y de igual manera a los bienhechores, padrinos, donantes y colaboradores que hacen todo lo posible para que esta gran familia se mantenga en pie. Les deseo a todos mucha felicidad, amor, alegría y armonía, que nunca falte el amor de Dios en su hogar.

Sinceramente, Erick*

*Los nombres de los niños y jóvenes han sido cambiados para proteger su privacidad

Si usted está interesado en apadrinar a un joven como Erick. Visite NPH Sponsorship for more information.

.   
.

 

 

 

Más noticias de México


Cómo ayudar

 

Reciba nuestro Boletín Informativo