www.nphusa.org
México

Programa de Voluntarios

Una niña toma un descanso de la lección de natación para posar para una foto.


En el fértil valle que fue propiedad personal de Hernán Cortés, se encuentra el lugar que antes fuera una hacienda azucarera y hoy se conoce como Casa San Salvador. Este sitio de 130 acres ha sido la ubicación principal de la familia de NPH México desde 1970. La casa siempre está llena de actividades con los más de 430 niños que viven, juegan y estudian allí y se localiza en el pueblo de Miacatlán, que está a 77 millas al sur de la Ciudad de México. Las Instalaciones de Casa San Salvador son muy extensas y dan la sensación de un pueblito con calles empedradas, arcos llenos de bugambilias y un hermoso paisaje. En el campus de Casa San Salvador se encuentra el kínder, la primaria y la secundaria, también hay una capilla, comedor, cocina, clínica, oficinas para el personal administrativo y una granja con gallinas, ovejas, cerdos, así como huertos de frutas y verduras.

En NPH México buscamos voluntarios motivados para que formen parte de nuestra familia. Ser un voluntario con NPH México significa más que cumplir con las responsabilidades de un trabajo, significa convertirse en una figura paterna, un mentor y un amigo que sea parte de una comunidad muy unida. Los voluntarios han sido durante mucho tiempo una parte vital de la historia de NPH y continúan contribuyendo a la vida que se ofrece a los niños, que se llaman a sí mismos Pequeños. Puedes aportar algo, ya sea una guitarra, la capacidad artística, habilidad atlética o simplemente chocar las manos de los niños cuando vas pasando, esto hace una diferencia en la vida de por lo menos un niño que lo necesita.

Actualmente podemos recibir a 13 voluntarios a la vez en nuestra casa. Aceptamos regularmente voluntarios para comenzar en enero y julio y les pedimos que trabajen en el hogar por un período de 12 meses. Los voluntarios deben tener mínimo 21 años de edad y deben tener al menos un nivel intermedio de español, dependiendo del trabajo algunos requieren más fluidez. Podemos recomendar en el país escuelas de idiomas para ayudar a mejorar su español antes de comenzar su servicio y todos los hablantes no nativos de español toman dos semanas de escuela de idiomas de paga a la llegada.

Actualmente aceptamos a parejas casadas que quieran ser voluntarios juntos, pero por desgracia no tenemos viviendas para familias voluntarias.

Tenemos dos casas principales para los voluntarios de NPH México: Casa Buen Señor y Casa San Salvador. Casa Buen Señor, donde viven nuestros estudiantes de bachillerato y donde se encuentran nuestras principales oficinas, están en la ciudad de Cuernavaca. Tenemos cuatro voluntarios en esta casa, ayudando tanto en las oficinas como con la vida del día a día de nuestros adolescentes. Voluntarios en Casa Buen Señor viven juntos en un apartamento, de dos a una habitación, incluyendo una cómoda sala de esta, cocina y acceso a una lavadora y secadora.

Casa San Salvador, donde viven nuestros niños de preescolar hasta la escuela secundaria, es nuestra casa principal, ubicada en el municipio de Miacatlán (45 minutos al sur de Cuernavaca). Tenemos espacio para nueve voluntarios en esta casa, ayudando en una serie de áreas tales como la educación especial, terapia física, biblioteca, piscina y cuidado de niños. Voluntarios en Casa San Salvador viven en tres habitaciones separadas, dividiendo el espacio entre tres y cinco voluntarios por habitación. Todos los voluntarios también comparten un espacio común, con una sala, cocina y lavadora.

Fuera del puesto de trabajo específico, todos los voluntarios también dedican al menos dos horas por noche y cada fin de semana a trabajar directamente con una sección de niños. Nuestros voluntarios son personas dedicadas, auto-motivadas, cuya prioridad es en todo momento el bienestar de nuestros niños. También esperamos que nuestros voluntarios participen en las actividades, eventos y días festivos de la casa.

Los voluntarios en NPH México trabajan duro y sin descanso en cada tarea individual que se les encomienda, no importa cuán grande o pequeña. Son determinados y lo más importante, se dedican a trabajar con la gran familia de NPH México para mejorar continuamente la vida de nuestros niños.

 

 


 


Cómo ayudar

 

Oportunidades para Voluntarios

 

Reciba nuestro Boletín Informativo

 

 

Únase a los voluntarios en Facebook Únase a los voluntarios en Facebook