El Voluntariado con NPH Durante la Pandemia por COVID-19

La Pandemia COVID-19 ha afectado a comunidades de todo el mundo, y la familia NPH no es una excepción. Sin embargo, el Programa Internacional de Voluntarios NPH nunca ha dejado de funcionar porque sabemos que los voluntarios son una parte indispensable de nuestra misión. Seguimos invitando a aquellos de todo el mundo que están interesados en dedicar un año en el extranjero a la misión de NPH a unirse a nosotros--te necesitamos ahora más que nunca.

Pedimos que los voluntarios se unan a nosotros para asegurar que la comunidad de NPH continúe prosperando a pesar de la pandemia. Esto significa seguir las normas y protocolos de bioseguridad que no eran necesarios antes de la pandemia. Reglas simples como exigir que todos los adultos usen mascarillas faciales mientras trabajan nos han permitido mantener a la familia NPH segura y saludable durante la pandemia.

Los voluntarios que se postulen para server durante la Pandemia por COVID-19 deben estar sabidos de la siguiente información:

Viajar al País de Servicio: Los gobiernos de los países donde opera NPH han abierto sus fronteras a los extranjeros, pero tienen reglas distintas para la entrada al país. La mayoría requiere que todos los viajeros traigan una prueba COVID-19 negativa tomada unos días antes del viaje. Los voluntarios recibirán información detallada sobre los requisitos de viaje para el país específico donde servirán.

Cuarentena: Los voluntarios deberán guardar cuarentena a su llegada a la casa de NPH para asegurarse de que no estuvieron expuestos a COVID-19 durante el viaje. Es posible que se exija a los voluntarios que guarden cuarentena en otros momentos durante su servicio de voluntariado en caso de sospecha de exposición a COVID-19.

Mascarillas: Los voluntarios, así como todos los adultos en NPH, están obligados a usar mascarillas faciales que cubran la nariz y la boca en todo momento cuando trabajan o realizan cualquier actividad fuera de sus habitaciones privadas.

Pruebas: Los voluntarios pueden estar sujetos a pruebas de detección de COVID-19 por parte de los equipos de salud de NPH durante su servicio voluntario. Existen diversos tipos de pruebas COVID-19 en el sistema de salud privado en los países donde NPH opera.

Salud Mental: La "nueva normalidad" que estamos viviendo en NPH puede causar sentimientos de estrés, aislamiento, ansiedad, soledad, frustración e incluso aburrimiento para los voluntarios. Es de suma importancia que antes de la llegada a NPH, los voluntarios consideren estos sentimientos que pueden enfrentar. NPH se compromete a apoyar el bienestar emocional de los voluntarios a medida que navegan por esta nueva normalidad. No obstante, los voluntarios que sientan que su salud mental puede no ser capaz de soportar las reglas y protocolos que estamos pidiendo a los voluntarios que sigan, deben considerar solicitar el servicio de nuevo en el futuro cuando la pandemia haya terminado.

Los voluntarios que completen el proceso de solicitud recibirán información detallada sobre los protocolos de bioseguridad de los hogares NPH antes de su viaje al país de servicio. Además, a su llegada a la casa NPH todos los voluntarios reciben una orientación en profundidad con respecto al COVID-19.

 

 

 

Cómo ayudar

 

Oportunidades para Voluntarios